Varieté Disidente

2018-06-30 21:30 - 2018-06-30 23:00
Casa de la Cultura
9 de Julio 1043, General Roca, Río Negro, Argentina

Día: Sábado 30 de Junio
Hora: 21hs
Entradas: $150 anticipada – $200 en puerta

Invitamxs a todxs participar de esta Variete Disidente y Solidaria que organizamos junto a Casa de la Cultura y la Asociación de Trans y Trabajadorxs Sexuales (ATTS) con el objetivo de recaudar fondos para ayudar a que una compañera trans pueda acceder a tratamientos de salud urgentes.
………….

Las personas trans sufren una precarización histórica, con un promedio de vida de 35 años, muy por debajo de la expectativa de 75 años del resto de la población Argentina.

En el 2012 se sancionó en la Argentina la Ley nacional 26743 de Identidad de Género la cual garantiza a toda persona el reconocimiento de su identidad de género autopercibida y el acceso a la salud integral de acuerdo con su expresión de género, sin someterla a ningún diagnóstico y/o peritaje médico, psicológico y/o psiquiátrico.

El Artículo 11 establece que todas las personas podrán acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa. Los efectores del sistema público de salud, ya sean estatales, privados o del subsistema de obras sociales, deberán garantizar en forma permanente los derechos que esta ley reconoce. Es decir que todas las prestaciones de salud contempladas en la ley quedan incluidas en el Programa Médico Obligatorio (PMO).

Pero el Estado en sus diferentes niveles no solo no esta garantizando el acceso a la atención de la salud de manera integral, sino que en gran medida sigue funcionando como un lugar expulsivo para las personas trans que sufren problemas de salud. Por eso acorde a los derechos consagrados en la Ley de Identidad de Género pedimos que 1) el Estado promueva la transformación de las prácticas, los protocolos y los procedimientos que organizan los procesos de atención-cuidado en el sistema de salud, para que se orienten hacia formas más inclusivas y accesibles a la población trans; 2) que el Estado disponga presupuesto para la ejecución de políticas publicas que atiendan la garantía de estos derechos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *